Ozark, el camino del Diablo: la luz que aparece entre los árboles y que nadie consigue explicar