Iker Jiménez: "El discurso que nos llega es de todo menos auténtico, real y natural"