Los visones y el coronavirus: por qué infectan a los humanos con una nueva variante del virus