El barco es lo primero que un rico quiere vender en la crisis