Remilia, la primera mujer en la LCS, abandona la competición tras el acoso sufrido