El sector del taxi da un paso atrás para saltar más fuerte