Risto Mejide reflexiona sobre el anuncio de Pablo Alborán: “El problema es cuando alguien es menos feliz por no decir que es gay públicamente”