El regalo del emir de Omán a Juan Carlos I: una casa valorada en más de 55 millones de euros y en el barrio más exclusivo de Londres