Los presos catalanes se hacen coleguitas de Rato y Bárcenas en Soto del Real