Elsa llegó a la manifestación de Colón y fue increpada: “¡Qué cara tenéis!”