José Manuel Soto: “Yo estaba desesperado y pensé “¿por qué no le echan agua?”, que le echen agua”