La causa por la que probablemente no lleguemos nunca a la inmunidad de rebaño contra el covid