El férreo control del gobierno chino a su población: pájaros robot y carnet de puntos para ciudadanos