Los datos sentencian a la Comunidad de Madrid: “Está abocada al confinamiento”