En un descampado y a 60 km de Madrid: así se gestó la entrevista del confidente de la Operación Titella