El Palacio de las Marismillas: la residencia de 10.286 hectáreas que acoge al Presidente en su descanso