“Tontos, enfermos y peores”: así califica Arcadi Espada a las personas con Síndrome de Down