Ana Francisco y otros medios de comunicación suplican entrar en un hotel al ver peligrar su vida durante los altercados de Barcelona