Los inicios de Lara Álvarez: De no querer hacer televisión por vergüenza a petarlo