Belén Rueda completa parte de la misión sin Calleja y nos muestra, por primera vez en la historia, El barco de la muerte