A sillazo limpio: brutal pelea en un parque acuático