¡León marino, a la fuga!