¿Pudo evitarse la tragedia de Nerea y Martina?