Teófilo, desde el hospital: “He temido por mi vida y aún temo”