Alucinarás viendo cómo la sequía ha cambiado el paisaje del embalse de Eiras