El presunto autor del crimen de Susqueda llegó al pantano 32 minutos antes que Marc y Paula