La deflagración en la pirotecnia de Guadix ha sido “tan potente que se ha hundido la cueva”