Un pediatra cuenta que no colaboró con los padres de Nadia porque no tenían un informe médico