El padre de la niña que murió asfixiada dentro de su coche, en libertad