Muere un ertzaina tras la batalla campal con los ultras del Spartak de Moscú en los aledaños de San Mamés