Consternación en Málaga: “Estamos en shock”