Mallorca, sumergida en la desolación de un diluvio que ha dejado 10 muertos