Una vecina de Sant Llorenç: "No sabía dónde estaban mis hijas y mis nietas”