Tomek, el indigente tatuado en la frente, denuncia los hechos en Benidorm