Los detenidos por la agresión sexual en Sant Boi aseguran que fueron relaciones consentidas