Alta tensión en Campillo: Gritos de asesino a la entrada y salida de Bernardo de su casa