Aparece una ballena muerta de 20 metros en las costas de Pontevedra