Tragedia en Mallorca: Los ángeles de la guarda que salvaron otras vidas sin pensar en las suyas