Los psicólogos aconsejan comprar juguetes "simples" y repartirlos durante el año