El preso Jeremy Meek firma un contrato como modelo por 30.000 dólares