Antonio García, el preso por el que don Juan Carlos se interesó y que no fue indultado