Alfie Evans, el pequeño que fue desconectado del soporte vital, lleva más de 24 horas sin ser alimentado