La moda del selfi ha causado más de 250 muertes en todo el mundo