Un nuevo terremoto de 7’3 grados deja más de 60 muertos en Nepal, la India y el Tíbet