Los pasajeros del avión de Filadelfia impidieron que la mujer muerta fuera succionada por la ventana