Veinte muertos y más de 30 heridos, la mayoría periodistas, en dos explosiones en Kabul