Once muertos en un envenenamiento masivo durante una ceremonia religiosa en la India