El segundo piloto del avión derribado llega "sano y salvo" a la base rusa en Siria