Reino Unido refuerza la seguridad en sus aeropuertos ante la amenaza terrorista