Los terroristas de Estambul proceden de antiguas repúblicas soviéticas